Reaseguro, el seguro del seguro
04/05/2017

Reaseguro, el seguro del seguro

¿Ha pensado alguna vez cómo puede hacer frente una compañía de seguros a un incidente de gran magnitud en el que los costes por los daños y la responsabilidad sean multimillonarios? El reaseguro es la fórmula para evitar la bancarrota de las compañías en estos casos.

El reaseguro es un contrato que suscribe una compañía aseguradora (cedente) con otra del sector –llamada reaseguradora- para que asuma todo o una parte del coste de un eventual siniestro incluido en las coberturas de una póliza firmada con un tercero. En el mismo se establece la forma de reparto tanto de las primas que ha de percibir la primera como del pago de los importes derivados de un siniestro. De esta forma, se protegen los riesgos mayores y se consigue que las aseguradoras directas no pongan en peligro su solvencia. El reaseguro es, por tanto, el seguro de los seguros.

El primer contrato de reaseguro conocido fue firmado en Génova en 1370. En él, el asegurador cedente transfirió una parte del riesgo de la travesía por mar de un barco mercante desde Cádiz a Sluis (Países Bajos). Sin embargo, no sería hasta el siglo XVII cuando el reaseguro adquiriese relevancia. Desde entonces, este tipo de acuerdos se ha extendido a multitud de ámbitos con el objetivo de diversificar los riesgos y reducir el impacto ante grandes siniestros.

Atendiendo a los criterios a la hora de repartir las primas y la responsabilidad entre aseguradora y reaseguradora se pueden diferenciar dos tipos básicos de reaseguros:

  • Reaseguro proporcional: la compañía reaseguradora participa en la prima y en la responsabilidad ante los siniestros en la misma proporción. Suele ser habitual en los casos en los que la cesión se refiere a una única póliza. A su vez, el reaseguro proporcional puede ser de varios tipos:

o   Contrato excedente: la compañía cedente se queda con una parte de cada riesgo y cede los importes que sobrepasen de esa cantidad. Es el más utilizado.

o   Contrato cuota a parte: en este caso la aseguradora cedente entrega un porcentaje fijo del riesgo que también va a determinar la prima.

o   Contrato facultativo obligatorio: en este tipo de acuerdos, el cedente no tiene obligación de ceder cada contrato, pero el reasegurador se obliga a aceptar todas las cesiones dentro de los límites y características que se estipulen.

  • Reaseguro no proporcional: a cambio de una prima, el reasegurador se compromete a compensar al cedente el coste de los siniestros que exceda de una cierta cantidad o un porcentaje previamente estipulado, sin que exista una relación proporcional entre la prima y la responsabilidad. Por tanto, se basa en la cuantía del siniestro y no en la suma asegurada. Este tipo es más corriente cuando el acuerdo incluye un conjunto de pólizas. Puede dividirse en varias modalidades, siendo las más comunes:

o   Cobertura excedente por riesgo: el reasegurador asume en siniestro cuando se supere una cantidad fijada. Este caso está especialmente pensado para un único siniestro de gran magnitud, como un accidente de un avión comercial o el incendio en una gran factoría.

o   Cobertura excedente por evento: el reasegurador se hace cargo de los costes de los siniestros cuando la siniestralidad acumulada excede de una cantidad o porcentaje estipulado. Esta modalidad suele asociarse a sucesos que pueden provocar múltiples siniestros individuales, como el caso de terremotos, huracanes o acciones terrorista. En el caso de España, estas situaciones están cubiertas por el Consorcio de Compensación de Seguros pero no ocurre así en otros países.

o   Cobertura excedente por siniestralidad: la compañía reaseguradora se hará cargo del siniestro cuando la siniestralidad acumulada exceda de la cantidad o porcentaje acordado.

Hay que tener en cuenta que el responsable único frente al asegurado es la compañía aseguradora directa, que será la que repercuta a la reaseguradora la parte que le corresponda. Por tanto, no hay ningún tipo de relación entre el asegurado y la reaseguradora.

Por otro lado, se puede dar la circunstancia que el riesgo de un único asegurado se distribuya entre varias reaseguradoras con el fin de minimizar aún más los posibles daños financieros causado por un fuerte desembolso económico como consecuencia de un siniestro. En este caso, hablamos de coseguro.

Un ejemplo de este tipo de fórmula para asegurar grandes riesgos se dio en el caso del edificio Windsor de Madrid que acabo siendo pasto de las llamas en 2005. Según las informaciones que se publicaron en su momento, la póliza suscrita rondaba los 90 millones de euros y estaba coasegurada por Allianz (60%) y Mapfre (40%).

 

El corredor de reaseguros

En el mercado español, existe la figura del corredor de reaseguros. Recibe este nombre la persona física o jurídica que, a cambio de una remuneración, realiza las labores de presentación, propuesta o realización de trabajos previos a la celebración de un contrato de reaseguros. En la práctica, es una figura similar al mediador de seguros pero dedicada al reaseguro.

Para ejercer esta actividad ha de estar inscrito en el “registro administrativo especial de mediadores de seguros, corredores de reaseguros y de sus altos cargos”, para lo que ha de cumplir una serie de requisitos que, entre otros, incluyen la demostración de conocimientos en materia financiera y de seguros privados, tener “honorabilidad comercial y profesional” y disponer de un seguro de responsabilidad civil profesional o cualquier otra garantía financiera que cubra las responsabilidades que pudieran surgir por negligencia profesional.

En resumen, el reaseguro es una útil herramienta al servicio de las propias compañías de seguros que permite diluir los riesgos y, por ende, garantizar el cobro de las indemnizaciones pactadas con los asegurados y contribuir a la solvencia financiera de las aseguradoras.

 

 

Seguros cuenca - Allianz Fondo Vida

 

Comparta esta noticia:

Promociones

  • Hasta un 50% en tu Seguro de salud por ser cliente de Allianz
  • 10% de descuento en Seguros para Embarcaciones de Recreo
Suscríbase

Introduzca su e-mail y le mantendremos informado de todas las novedades.

X Cerrar
X Cerrar

Política de Privacidad y Aviso Legal

De acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal, ALLIANZ, COMPAÑÍA DE SEGUROS Y REASEGUROS, S.A. le informa que los datos de carácter personal recogidos serán incorporados y tratados automatizadamente en nuestros ficheros, con la finalidad de establecer relaciones comerciales de Corredores de Seguros. Todo dato incorporado podrá ser comunicado a las entidades colaboradoras y a terceros, para el cumplimiento o formalización, en su caso, de la relación comercial establecida. Asimismo, sus datos también podrán ser utilizados para el envío por medios tradicionales y electrónicos de información comercial acerca de productos y servicios ofrecidos por ALLIANZ, COMPAÑÍA DE SEGUROS Y REASEGUROS, S.A.

El Responsable del Tratamiento es ALLIANZ, COMPAÑÍA DE SEGUROS Y REASEGUROS, S.A. con dirección en C/ Parque de San Julián 4, 1º, 16001 - CUENCA. El titular de los datos se compromete a comunicar por escrito a la empresa cualquier modificación que se produzca en los datos aportados.

Ud. podrá en cualquier momento ejercer el derecho de Acceso, Rectificación, Cancelación y Oposición en los términos establecidos en la Ley Orgánica 15/1999, dirigiéndose para ello a ALLIANZ, COMPAÑÍA DE SEGUROS Y REASEGUROS. a través de correo electrónico a la dirección jose.ayerza@allianzmed.es o enviando una carta a la dirección arriba indicada.